capitalismo salvajemente golpeado

felipe en euro dsiney

felipe en euro dsiney

En una cena con la crème de la crème del empresariado europeo ocurrida en Davos Suiza, el Presidente de México, Felipe Calderón, se mostró confiado en que México está:

 “mejor preparado que nunca antes para enfrentar la tormenta”, e incluso definió a su equipo económico como “uno de los mejores del mundo”

En paralelo, la prensa informa que tan solo en la segunda quincena de enero, suman más de 70 mil los despidos de empleados europeos y etadounidenses a consecuencia de la recesión económica.

Uf, allá los europeos y sus miserias; acá en México nosotros estamos en jauja. Ya lo dijo el Ciudadano Presidente y sin el menor asomo de rubor, delante de empresarios europeos:

 “tengo uno de los mejores equipos económicos del mundo”; “en México si hicimos la tarea y estamos preparados para enfrentar esta crisis”

Mi corazón y mi gastritis descansaron escuchándolo, pues constaté que esos agoreros del desastre exageran augurándonos toda clase de catástrofes financieras, cuando a los mexicanos apenas nos aqueja una gripita leve, de esas que se curan con un poco de reposo y tesito caliente.

Y luego esos franceses dando malos ejemplos al reclamar a Sarkozy que solo rescate a banqueros y no se preocupe por la sociedad. Si a leguas se ve que esos 2.5 millones de galos manifestándose por las calles de Francia, son unos exagerados y resentidos que no aquilatan las bondades del neoliberalismo. Deberían aprender de nosotros los mexicanos, que tan despreocupados estamos en las manos de nuestro bríllate equipo económico. Es más, hay que decirle a Sarko que si quiere se los alquilamos, a Carstens y al Secretario de Economía; al Gobernador del Banco de México, Dr. Guilleromo Ortiz, mejo no, pues con lo negativo que es… hasta parece francés.

Anuncios

la justicia divina

esto es lo que jsutifica el gobierno estadounidense

Los cadáveres de cinco hermanas palestinas de 4 a 17 años muertas en el bombardeo nocturno israelí a una mezquita del campo de refugiados de Yabalia. Agencia France Press

 

No, no soy antisemita; pero me duele y enfurece ver la hipocresía con que se comporta el gobierno israelí. Como hace dos años en Líbano, so pretexto de perseguir terroristas, el ejército de Israel bombardea impunemente poblaciones civiles en Gaza; y también, como hace dos años,  la ONU demuestra que no sirve para nada, mientras el gobierno de George Bush, but of course, vuelve a dar su total apoyo a sus socios y amigos israelitas. No condenar esta masacre me parecería indigno. El gobierno de Israel es tan terrorista como los terroristas de Hamas a los que dice combatir. La población palestina de no merece ser masacrada… una vez más.

Y mientras estadounidenses e israelíes demuestran su cegeuera y falta de humanidad, un hombre de 86 años sigue dándonos ensayos sobre la lucidez. Aqui la nota de José Saramago

 

Israel

de el blog de josé saramago de

No es el mejor augurio que el futuro presidente de Estados Unidos repita una y otra vez, sin que le tiemble la voz, que mantendrá con Israel la “relación especial” que une los dos países, en particular el apoyo incondicional que la Casa Blanca dispensa a la política represiva (represiva es decir poco) con que los gobernantes (¿y porqué no también los gobernados?) israelíes han venido martirizando por todos los modos y medios al pueblo palestino. Se a Barack Obama no le repugna tomar su té con verdugos y criminales de guerra, buen provecho le haga, pero que no cuente con la aprobación de la gente honesta. Otros presidentes colegas suyos lo hicieron antes sin necesitar otra justificación que la tal “relación especial” con la que se da cobertura a cuantas ignominias fueron tramadas por los dos países contra los derechos nacionales de los palestinos.

A lo largo de la campaña electoral Barack Obama, ya fuera por vivencia personal o por estrategia política, supo dar de sí mismo la imagen de un padre dedicado. Eso me permite sugerirle que le cuente esta noche una historia a sus hijas antes de que se duerman, la historia de un barco que transportaba cuatro toneladas de medicamentos para socorrer a la población de Gaza en la terrible situación sanitaria en que se encuentra, y que ese barco, Dignidade era su nombre, ha sido destruído por un ataque de fuerzas navales israeliés con el pretexto de que no tenía autorización para atracar en sus costas (creía yo, ignorante redomado, que las costas de Gaza eran palestinas…) Y que no se sorprenda si una de las hijas, o las dos a coro, le dicen: “No te canses, papá, ya sabemos qué es una relación especial, se llama complicidad en el crimen”.

Niccolò di Bernardo dei Machiavelli

Padre de la Ciencia Politica moderna

Padre de la Ciencia Política moderna

Pocos pensadores han sido tan mal entendidos y calumniados como el filósofo florentino Nicolas Maquiavelo, padre de la Ciencia Política moderna. Pocas ofensas más grandes ha recibido este hombre, que el ver su nombre -o derivaciones del mismo- utilizado en forma peyorativa para referirse a políticos inmundos como George W Bush o su palafrenero José Ma. Aznar. Maquiavelo fue un hombre de Estado, un hombre ilustrado, un filósofo, dramaturgo, analista y político de verdad… nada que ver con ese par de impresentables.

Los siguientes extractos están tomados de “La sonrisa de Maquiavelo”, una biografía realizada por el investigador italiano Maurizio Viroli, quien busca reivindicar al politólogo y político italiano, quien, a su juicio ha sido inmerecidamente maltratado por la historia; siendo además, culpado del cinismo y crueldad que hoy son modus operandi en las altas esferas de la política.

“El nexo indisoluble entre poder político y poder militar, la importancia de contar con la adhesión del pueblo y los peligros de la corrupción para la estabilidad de la República: Maquiavelo fue el primer pensador político en abordarlos en profundidad

En primer lugar, resulta importante estudiar la obra del ilustre florentino en su conjunto, principalmente su famosa trilogía: “El Príncipe”, donde se muestra fascinado por la dinámica del poder ilegítimo; los “Discursos sobre la primera década de Tito Livio”, su obra más estructurada en el plano teórico acerca de la política y el Estado, obra de gran envergadura sobre las formas del gobierno republicano y donde se muestra ferviente defensor de la República. [1]

Finalmente, “El arte de la guerra”, donde defiende sus queridos postulados contra el soldado mercenario al estimar que el dinero nunca fue el nervio de la guerra, concibe la fuerza militar como instrumento político y exalta el valor de las milicias formadas por los propios ciudadanos.

Maquiavelo, primer pensador político en estudiar profundamente las causas de la corrupción como principal peligro para la estabilidad de la República

Con Maquiavelo nace la Ciencia Política. Fue el primer pensador en utilizar el término de Estado en el alcance conceptual que le damos hoy día. Al decir de Gioanni Sartori, “la política no se configura en su especificidad y autonomía hasta Maquiavelo”. “Con Maquiavelo (1469-1527) la política se diferencia de la moral y de la religión… La moralidad y la religión son, ciertamente, ingredientes fundamentales de la política, pero a título de instrumentos

Su mérito, en primer lugar, es despojar al Estado de toda dependencia espiritual. Con Maquiavelo, el Estado deviene laico, sentando las bases de una Teoría Política autónoma.

Maquiavelo se presenta, en los inicios de la época moderna, como el maestro por excelencia del realismo político. Posición ésta que se contrapone a la tradición escolástica de los tratados especulativos de la tradición clásica y medieval y de las utopías renacentistas.

Maquiavelo ha dado origen a conceptos tales como “maquiavélico” y “maquiavelismo” para aludir a conductas tortuosas, hipócritas, cargadas de engaño velado. Voltaire hablaba del “ponzoñoso Maquiavelo” y Shakespeare pone en labios de Ricardo de Gloucester, en el Tercer Acto, Escena II, de Enrique VI, la referencia a un “sangriento Maquiavelo” [4].

… un libro de por sí fascinante: La sonrisa de Maquiavelo, una biografía brillante … Con su relato, Maquiavelo quiso reafirmar la moraleja del sueño de los …

http://www.jornada.unam.mx/2000/05/07/cul1.html